RELOJES CON TOURBILLON

El tourbillon, inventado en 1795 para los relojes de bolsillo, contrarrestaba la influencia negativa de la gravedad sobre cualquier mecanismo con una ingeniosa solución que, sin embargo, resultaba realmente difícil de implantar. El dispositivo que rige los relojes con tourbillon consiste en una jaula móvil que alberga los órganos reguladores del movimiento: el volante, el muelle espiral y el escape. El tourbillon, que gira constantemente, somete al órgano regulador a una rotación de 360°, anulando los efectos de la gravedad sobre el sistema regulador y la precisión del movimiento con el paso del tiempo. Los relojes con tourbillon de Vacheron Constantin están dotados de una precisión extrema.