EL ARTE DE LA RESTAURACIÓN

RESTAURACIÓN, LA PRESERVACIÓN DEL LEGADO

Para preservar cuidadosamente un legado que se remonta a 1755 y perpetuar el ritmo de un movimiento a veces centenario, Vacheron Constantin ofrece a sus clientes un exclusivo servicio de restauración y la oportunidad de transmitir el reloj de generación en generación.

UN SABER HACER EXCLUSIVO Y ATEMPORAL

En la Maison, un equipo de relojeros se dedica a la restauración y está comprometido en perpetuar el saber hacer que se remonta a un par de siglos o varias décadas. Este arte se basa en mantener el funcionamiento y la estética del reloj de manera similar a su estado original. Para ello, tratan de mantener sus componentes originales siempre que sea posible. Rotos, desgastados o corroídos, todos se adaptan o fabrican de forma idéntica, según las tradiciones y exigencias de la marca.

EN EL CORAZÓN DE LOS ARCHIVOS DE LA CASA

Llegados de todos los rincones del mundo, todos los relojes antiguos pasan primero por las manos de nuestros especialistas en patrimonio para verificar su autenticidad. Este trabajo de especialista se hace posible a través de una meticulosa búsqueda en los archivos de la Casa para determinar con precisión el estado original del reloj, que se debe reproducir con exactitud.

Una oferta a medida

Tras este paso fundamental, los relojeros evalúan las intervenciones que se deben realizar según la solicitud del cliente y elaboran un presupuesto para la restauración. Una vez aceptado el presupuesto, inician la búsqueda de los componentes de reemplazo en los almacenes de la Manufactura, y, en caso de que no haya habido éxito, el componente defectuoso se diseña de nuevo de manera idéntica. Para ello, el Taller también puede contar con la ayuda de los maestros joyeros, guillocheurs y engastadores de la Casa.

«UNA MIRADA AL PASADO PUEDE AYUDARNOS A ENTENDER MEJOR QUIÉNES SOMOS»

EL DESAFÍO DE REVIVIR LA EXCELENCIA

En el taller de Restauración, hay limitaciones inevitables. Aunque contamos con un taller equipado con máquinas de última generación, algunos trabajos solo pueden realizarse utilizando herramientas del siglo XIX, como el buril fijo o la máquina para redondear. Estas máquinas son indispensables y están totalmente adaptadas al trabajo de restauración. Entre los relojeros encargados de la restauración, dos están especializados en el pivotaje y el ajuste, dos detalles específicos que requieren la máxima precisión y destreza para dar una nueva vida a los relojes que pasan por sus manos.

DESCUBRA NUESTROS TALLERES

La restauración, una actividad de gran valor añadido, se lleva a cabo exclusivamente en la Manufactura de Ginebra. Como tal, un taller está dedicado a los tesoros más preciados creados por la Casa desde el siglo XVIII y lleva a cabo restauraciones de los relojes de mayor antigüedad, modelos únicos que pertenecen a particulares o que se han preservado como legado de la Casa. Cada restauración es un caso único y requiere una atención especial, razón por la que este trabajo suele durar varios meses, aunque el resultado final es sorprendente y supera cualquier expectativa.

CENTROS DE REPARACIONES DE PRIMERA CLASE

Desde 1755, nuestros maestros relojeros de Vacheron Constantin mantienen, reparan y restauran fielmente los relojes que les confía.

LES COLLECTIONNEURS

Relojes que datan de finales del siglo XIX hasta el último tercio del siglo XX. Completamente autentificados, restaurados y con garantía de dos años de la Casa. Sígalos alrededor del mundo.

Conozca nuestros relojes en persona

Venga a sentir la artesanía de la verdadera relojería en su muñeca en una de nuestras boutiques ubicadas por todo el mundo.