Ir al contenido principal
Vacheron Constantin - Métiers d'Art, de la creación a lo extraordinario - Header

Métiers d'Art, de la creación a lo extraordinario

MÉTIERS D'ART, DE LA CREACIÓN A LO EXTRAORDINARIO

Gozan del exclusivo don de crear emociones. Son grabadores, esmaltadores, guillocheurs, engastadores y relojeros. No hay máquina que pueda reemplazar su talento. Son artistas del tiempo, el tiempo que acompaña cada una de sus acciones mientras la obra va cobrando vida entre sus manos. Transmitido de generación en generación, de padre a hijo, de maestro a aprendiz, su saber hacer ha perdurado en la Casa desde 1755. Contar historias extraordinarias, desde el movimiento hasta la esfera, y ofrecer una visión artística del tiempo son las proezas que logran nuestros maestros artesanos.

El Maestro grabador: artesano de la forma

La relojería ofrece la posibilidad de grabar un extraordinario abanico de expresiones. Presente en las cajas, esferas e incluso en los diminutos componentes de los movimientos, este ancestral arte infunde su carácter único en cada pieza.  En la mesa de trabajo del maestro grabador pueden encontrarse bruñidores, gubias, raspadores, remaches y cinceles, que escriben, cortan, esculpen, pulen y graban el material, guiados por las manos del artesano. Con sus gestos de precisión milimétrica, crean las curvas y el relieve del motivo. El grabado asegura que una obra de arte perdure en la historia y en la memoria para siempre.

Destreza extraordinaria

Grabado en relieve, altorrelieve o bajorrelieve, el grabado a buril o «champlevé» y el cincelado... El grabador y cincelador cuenta con una rica paleta de técnicas y procesos para modelar el metal. Con una inusual destreza, da forma a la escena o el motivo con una infinita paciencia.

El Maestro guillocheur: artesano del relieve

Distintos acabados de guillochage como clous de Paris, granulado, arenado, granallado, cepillado… desatan la imaginación. El guilloché, un arte de la mano y la máquina, juega sutilmente con la luz para dar profundidad a la superficie. Estos motivos refinadamente tallados con una uniformidad y delicadeza extraordinarias son obra de maestros artesanos de gran talento. Con una mano experta, el maestro guillocheur logra motivos particularmente hermosos, simétricos o figurativos, una de las particularidades de la Casa, cuyo saber hacer va más allá del guilloché clásico.

El sentido de la imaginación

Al transmitir movimientos inverosímiles a la herramienta y jugar con la forma, el espaciado y el entrelazado, el maestro guillocheur puede dar rienda suelta a su imaginación y dibujar rosas, líneas punteadas u ondas de diferentes tamaños. En cada trazo sucesivo, la destreza y la sensibilidad artística del guillocheur son cruciales.

El Maestro esmaltador: artesano del color

Debido a la rareza de este oficio artístico, solo unos pocos maestros artesanos en el mundo han sido capaces de dominar las habilidades que se requieren para llevarlo a cabo. Para crear o reproducir con fidelidad los patrones de los diseños o las miniaturas en la esfera, no solo basta con tener talento, también se necesitan muchos años de formación para dominar cada técnica de esmaltado, ya sea «Grand Feu», «Cloisonné» (tabicado) o «Champlevé». Por último, llega el paso determinante del horneado, que permite que el esmalte se funda con la matriz. El motivo se revela en toda su intensidad y ya no está a merced del tiempo, razón por la que Vacheron Constantin perpetúa este refinado arte ancestral y, con él, la gran tradición ginebrina.

La alquimia de la perfección

Independientemente del proceso utilizado en el esmaltado «Grand Feu», el maestro esmaltador deposita unos pocos granos de esmalte del color elegido mediante un pincel. Según la complejidad del diseño y el número de colores, podría tener que hornearse más de 20 veces. La experiencia del esmaltador desempeña un papel fundamental. Sabe que cada color podría requerir su propio tratamiento secreto, a cuya búsqueda dedicará el resto de su vida.

El Maestro joyero: artesano de la luz

La relojería y la joyería están íntimamente vinculadas. Cuando estos dos mundos entran en contacto, se obtiene como resultado obras maestras exclusivas y codiciadas. El joyero da forma a los metales preciosos y los decora con piedras para transformar sus creaciones en piezas extraordinarias. El engaste perfecto de las piedras y su magnífico brillo se obtienen con paciencia y concentración. Entre la técnica y la emoción, el maestro engastador les confiere alma a las piezas, perfeccionando así su personalidad.

Precisión intachable

El maestro joyero trabaja con láminas de oro extremadamente finas y debe adaptarse a los desafíos impuestos por las funciones del reloj, a la vez que vela por la integridad de las piedras y el metal. Trabaja los diamantes con mano firme y delicadeza, utilizando herramientas tradicionales, para evitar dañarlos o, aún peor, romper una piedra.

  • Vacheron Constantin - Métiers d'Art, de la creación a lo extraordinario

          Univers Infinis

  • Vacheron Constantin - Métiers d'Art, de la creación a lo extraordinario

    Les Masques

  • Vacheron Constantin - Métiers d'Art, de la creación a lo extraordinario

    Hommage aux Grands Explorateurs

El Maestro relojero: artesano del tiempo

Una mano prodigiosa: este es el nombre con el que a veces se conoce al Maestro relojero. A través de él, las horas revelan su personalidad y siguen un ritmo ininterrumpido. El relojero ofrece al tiempo el placer de desafiar las leyes de la gravedad con un tourbillon, la libertad de viajar a través de los siglos con un calendario perpetuo, la posibilidad de ser medido con una precisión infinita gracias a un cronógrafo... Sensible a la belleza del reloj, se desafía a sí mismo para encontrar soluciones técnicas que sirvan a las altas exigencias de la estética. Una perfecta ilustración de la tecnicidad en su expresión más maravillosa.

La mecánica del tiempo

El Maestro relojero trabaja repitiendo incontables movimientos heredados a través de los años. Dominando cada paso, ajusta cada componente del reloj de uno en uno. Capaz de crear desde el más sencillo hasta el más complicado de los mecanismos, realiza una incansable búsqueda de la excelencia que le permite reconsiderar sus métodos e ir más allá de los límites de lo posible.

Vacheron Constantin - Métiers d'Art, de la creación a lo extraordinario - CONCERTAR UNA CITA EN UNA BOUTIQUE

CONCERTAR UNA CITA EN UNA BOUTIQUE

Descubra todas nuestras colecciones y pida consejo a nuestros expertos. Nos tomamos el tiempo necesario para responder a todas las solicitudes.

Encuentre una boutique