Ir al contenido principal
Vacheron Constantin - Artesanos al servicio de un saber hacer único - Header

Artesanos al servicio de un saber hacer único

La búsqueda incesante por la precisión, el sentido de la innovación y de la destreza, el respeto por la gran tradición relojera y la pasión por el trabajo bien hecho se expresan a través de la excelencia y el saber hacer que solo las manos humanas son capaces de dominar.

Perfección en cada detalle

Un sello de calidad y de durabilidad, un estándar de excelencia y una garantía de procedencia: el Punzón de Ginebra es el emblema de la artesanía relojera por excelencia. Dicha tradición todavía está presente en la Manufactura, en la que cada pieza única se elabora, decora y prueba por separado. Nuestros estándares se fundamentan en una perfección sin concesiones ni margen para el error.

La combinación entre excelencia
y exclusividad

La creación de piezas únicas y de movimientos excepcionales, así como el asesoramiento sobre la producción de pedidos especiales son los desafíos a los que se enfrentan estos avezados artesanos. Los Cabinotiers, maestros en su arte, se comprometen a hacer realidad aquello con lo que pocos se atreven a soñar. La visión del tiempo es decididamente única, su tecnicidad absolutamente descabellada y sus creaciones, auténticas obras maestras.

Les Cabinotiers

Una extraordinaria distinción artística

Humildad y transmisión: estos son los valores que motivan a los artesanos de la Casa. Son grabadores, esmaltadores, guillocheurs, engastadores, relojeros y joyeros dotados de un excepcional talento que se transmite como una reliquia. El resultado final depende del trabajo de cada uno de ellos y su perfecto dominio técnico da lugar a una esquiva emoción.

Métiers d'Art

La conservación de relojes excepcionales

Perpetuar el latido de un movimiento antiguo y garantizar la sostenibilidad de un reloj que ha sido transmitido de una generación a otra: esto es lo que da sentido al largo y meticuloso trabajo de nuestros maestros artesanos. Cada restauración constituye un caso especial que, en algunas ocasiones, requiere un saber hacer ya olvidado, por lo tanto, el resultado supera con creces todas las expectativas.

El Arte de la Restauración